LA IMPORTANCIA DE LA LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN EN RESTAURANTES

La limpieza y desinfección en un restaurante son esenciales para prevenir todo tipo de afecciones y enfermedades.


Y es que, la propagación de bacterias se produce a tal velocidad y con una simplicidad, que facilita en gran medida la transmisión de éstas.

Por lo tanto, en los tiempos que corren es más que evidente que hasta que no tengamos una vacuna, la única manera de prevenir contagiarnos por coronavirus, es una adecuada y extremada higiene, así como el distanciamiento social recomendado.

Por todo ello, el sector de la restauración, ha implementado algunas medidas para evitar al máximo posible el riesgo de contagios, ya que el uso de productos de limpieza más habituales, no elimina por completo las bacterias. Por eso es recomendable desinfectar nuestro establecimiento de modo frecuente.

Además, cada vez cobra una mayor importancia para la industria de la restauración el hecho de garantizar unos altos valores en términos de higiene, limpieza y desinfección de sus locales. Sin duda alguna, estos buenos hábitos aportan unas mejoras significativas para que tus clientes se sientan satisfechos y en un lugar de confianza.

Protocolo de Limpieza y Desinfección
El plan de limpieza y desinfección es uno de los requisitos previos del APPCC (Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control), motivo por el que ya deberíamos tener un plan establecido, el cual se ha tenido que adaptar a los nuevos riesgos por causa del nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

Para ello, se han tenido que considerar los siguientes aspectos:
-  Garantizar la eficacia de los productos utilizados para la limpieza y desinfección. En esta Lista de Productos proporcionada por el Ministerio de Sanidad, podrás ver cuáles son los productos autorizados. (Clicar sobre las palabras subrayadas para poder acceder a la Lista).
 
-  La Eficacia del Lavavajillas. La alta temperatura alcanzada por el lavavajillas en su proceso, junto al efecto de limpieza del jabón, garantizan la desinfección. Nunca está de más recordar que todos los utensilios, vajillas y superficies que entren en contacto con los alimentos deben desinfectarse adecuadamente.
 
-  Aumentar la frecuencia con que se limpia. Especialmente aquellas superficies que suelen ser más tocadas, ya sea por el personal del restaurante, o por los clientes.
 
-  Las bayetas y estropajos se deben mantener desinfectados en todo momento, así como reemplazarlos regularmente.
 
-  El uso de trapos debe evitarse a toda costa, utilizando en su lugar papel de un solo uso o bayetas desechables.
 
-  Los rollos de papel desechable deben colocarse en su soporte correspondiente.
 
-  Identificar los productos de limpieza y mantenerlos aislados en su área de trabajo asegurando que no se origine ningún tipo de contaminación cruzada.
 
-  Disponer de un Sistema de Limpieza Exhaustiva (a fondo). En caso de que uno de nuestros empleados se contagie, o algún cliente que haya estado en nuestro restaurante haya dado positivo pocos días después, deberemos realizar una limpieza más exhaustiva.

Limpieza de Tejidos y Textiles
Los restaurantes deben decidir y establecer el tipo de limpieza que se utilizará y la frecuencia de lavado dependiendo de las características y tipos de textiles (uniformes, manteles, fundas o tapicería de sillas, etc.).
En cualquiera de los casos, estos tejidos no se deben lavar a menos de 60º.
 
Higiene de la Cocina
En términos generales, el objetivo es evitar tanto la contaminación de los alimentos, como de las personas. En la cocina, debemos considerar varios puntos esenciales para prevenir el contagio por coronavirus.

Zona de Recepción y Almacenamiento de Materias Primas
Aquí nos encontramos con una puerta de entrada tanto para el SARS-CoV-2, como para otros microorganismos. Por esta razón, es tan importante desinfectar todos los contenedores, envases y/o embalajes que llegan a las instalaciones. Será suficiente rociarlos con alcohol diluido en agua y frotarlos con un paño empapado en alcohol.

Los productos no perecederos, deben permanecer sin ser tocados durante un día o dos. Aquellos que necesitan de refrigeración, se llevarán al frío, tratando que haya estantes dedicados específicamente para los productos recién llegados.

Manipulación de los Alimentos
Lavarse las manos con frecuencia es una medida esencial. Además, después de manipular cualquier tipo de alimento con guantes, éstos deben desecharse.

Debemos realizar continuamente la desinfección de mesas, encimeras, campanas, paredes y suelos.

La desinfección de mesas, encimeras, campanas, paredes y pisos debe ser constante. Mezclar el agua con lejía es una solución práctica y económica, pero se tiene que hacer con frecuencia. También podemos utilizar esta mezcla para desinfectar máquinas y utensilios.

Por otro lado, debemos tener especial cuidado con la higiene de frutas y verduras, sobre todo cuando se vayan a consumir crudas.

Es necesario extremar los cuidados con la higiene de frutas, verduras y hortalizas, especialmente si se van a consumir crudas. Así mismo, hay que prestar especial atención a la cadena de frío, tal como a las temperaturas de conservación de los alimentos.

Higiene de los Empleados
Es fundamental que los empleados se laven con frecuencia las manos, además de utilizar guantes desechables y mascarillas. Del mismo modo, nadie puede entrar en la cocina con ropas de la calle.

Ante el menor síntoma que el empleado pudiera tener o sentir, debe evitar presentarse en su lugar de trabajo.

Otras Medidas en la Cocina:
-  Es recomendable separar las zonas de los diferentes trabajadores con marcas en el suelo u otras medidas semejantes.
-  Antes de comenzar un nuevo servicio, se deben desinfectar todas las superficies de trabajo que vayamos a utilizar.
-  Habrá dispensadores de jabón desinfectante junto al fregadero.
-  Para el secado de manos se usará papel, que se desechará en un cubo de basura con pedal, evitando así tener que tocar la tapa del mismo.
-  Una vez terminada cada jornada, tanto las herramientas como el equipo de trabajo deberán limpiarse con los productos recomendados.
 
Higiene de los Aseos
-  Los aseos, tanto los utilizados por los clientes como los utilizados por el personal (siempre que hubiera), deben contener al menos dosificadores de jabón desinfectante, papel de secado y/o solución desinfectante.
 
-  Las medidas de limpieza se incrementarán al aumentar su frecuencia. De acuerdo con la orden SND / 386/2020 del 3 de mayo, durante el período en que el restaurante esté abierto al público, se limpiará al menos seis veces al día.
 
-  Las papeleras o cubos deben ser de pedal y contener doble bolsa interior.
 
-  El restaurante debe garantizar la reposición de los productos necesarios (jabón desinfectante, toallas de papel, etc.).
 
Higiene del Salón Comedor
Este espacio debe mantenerse “intacto”, incluso en los momentos en que no haya público. Debemos aprovechar estos días para realizar aquellas otras tareas que no podemos llevar a cabo cuando se está de servicio, especialmente la desinfección. Todo ello debe estar incluido en el plan de limpieza.
Estos momentos son idóneos para la fumigación de plagas y para ventilar los espacios.
 
Medidas Informativas para el Cliente
Las medidas informativas tienen que tener en cuenta los siguientes aspectos:
-  Carteles con medidas preventivas e higiénicas colocados en el restaurante.
 
-  Señalización en suelos, terrazas, barra o cualquier otro donde sea necesario mantener la distancia de seguridad tal como dicta la norma.
 
Medidas Preventivas Generales
A continuación, mencionaremos algunos de los aspectos que todo restaurante debe considerar de acuerdo a las normas del Ministerio de Sanidad.
-  Contar con los suficientes dosificadores de gel hidroalcóholico u otros desinfectantes para que los clientes puedan utilizarlo en zonas y lugares de acceso.
-  El personal del establecimiento debe pedir amablemente a los clientes que se desinfecten las manos antes de acceder al establecimiento.
 
-  Llevar a cabo el control y capacidad exigido a través de las diferentes medidas para mantener las distancias de seguridad entre clientes, mesas, etc.
 
-  Dar prioridad al uso de manteles de un único uso (desechables). Si no fuera posible, evitar el uso del mismo mantel o salvamanteles con diferentes clientes. Para ello se pueden escoger materiales o soluciones que permitan su cambio entre un servicio y otro.
 
-  Garantizar la limpieza de las superficies de la mesa o sillas que estén en contacto directo con los clientes. Deben limpiarse después de cada uso.
 
-  Evitar el uso de cartas de menú habituales para prevenir el riesgo de contagios. Algo que está muy de moda son las cartas digitalizadas o QR.  Otras opciones alternativas y complementarias pueden ser las pizarras, carteles, cartas desechables en cada uso, etc.
 
-  Los elementos auxiliares del servicio tales como vajillas, cubiertos, manteles, cestos, azucarillos, etc., se deben almacenar en zonas cerradas. En su defecto, se deben guardar en zonas lejanas al paso de clientes y empleados.
 
-  Los elementos decorativos deben retirarse de las mesas.
 
-  Los productos de autoservicio como servilleteros, palilleros, vinagreras y aceiteras, etc., se deben eliminar sustituyéndolos por monodosis desechables, o bien, solicitando al camarero el servicio en otro tipo de formato, siempre y cuando fuera posible.
 
-  Los espacios deben ser ventilados con la adecuada frecuencia.
 

Ventajas de Limpiar y Desinfectar tu Restaurante
-  Protege la salud de tus clientes y empleados.
 
-  Conserva los alimentos en las mejores condiciones.
 
-  Se evitan riesgos innecesarios que pudieran afectar al prestigio de nuestro restaurante.
 
-  Causa una mejor impresión de la calidad de tus productos, así como de tu establecimiento.
 
-  Se genera un aumento de las recomendaciones de tu restaurante a través de las redes sociales, mejorando la imagen del mismo.
-  Cumple con los requisitos exigidos por la ley.
 
¿Cómo Debe ser el Mantenimiento?
A la hora de tener que realizar el mantenimiento habitual del establecimiento o cualquier tipo de reparación, se debe cumplir con los siguientes requisitos:
·      El personal de mantenimiento debe protegerse con el equipo de protección personal determinado en función de los resultados de la evaluación de riesgos laborales del puesto en cuestión.
·      Cuando se haya concluido con el servicio o reparación, los trabajadores desecharán los EPIs según lo expuesto en el Plan de Contingencia y, acto seguido, se lavarán las manos.
·      Cualquier contacto físico debe ser evitado.
Por último, el sistema de aire acondicionado debe revisarse regularmente, en especial la limpieza de los filtros y rejillas.
 
Recuerda que…
En estos tiempos que corren no debemos relajarnos a la hora de tomar las medidas de prevención necesarias para evitar a toda costa nuevos contagios.
 
 

Restaurante El Paraíso

Restaurante El Paraíso